jueves, 13 de septiembre de 2012

Verse más joven en 5 pasos



¿Cómo quitarse años? Aquí lo tienes. Cinco pasos para rejuvenecer.


 
 Sí, pero ¿cuánto? Pues no sé, depende de la cantidad de años y del estado de cada sujeto, pero si hemos comprobado que la ropa, los complementos y el maquillaje nos pueden ayudar a envejecer 15 años en un momento, éstos también pueden ejercer el efecto contrario. La cosa no consiste en disfrazarse de sexy-jovencita sino de encontrar el equilibrio al adaptar prendas adecuadas a la edad de una y las que no lo son. Eso sí, que conste que este artículo no trata de cirugía, Photoshop ni milagros sino de cinco trucos apañaditos y baratos al alcance de cualquiera... ¡que no son infalibles!
 
Verse joven, pese a la edad.

1. Usa vaqueros y tendencias, aunque sin pasarte

Es decir, que entre el look Punto Roma y Bershka hay una tiradita. no hace falta vestirse de choni recién salida del instituto para lucir una imagen más juvenil. No hay más que ver lo informal y menor de los más de 50 años que tiene Sharon Stone, ataviada con unos sencillos vaqueros y una camiseta. Otra famosa con más de medio siglo y encima española, Bibiana Fernández, que no sólo consigue mantenerse con buenas cirugías y un tipín de lo más estilizado, sino también siguiendo tendencias actuales propias para su edad: el cuero y los boyfriend denim. Respecto a qué parece Madonna con unos pantalones de camuflaje, unas botas también de combate y dos camisetas... Mayor no, pero tampoco podemos decir que este modelazo militar-friendly le haga ningún favor rejuvenecedor.
Insistimos: parecer menor no implica acercarse al look teenager total.

2. Tíñete el pelo de un color lo más parecido a la realidad

Craso error el de la mayor parte de las españolas que, ante la primera cana, empiezan con las mechas rubias. En unos años ya están todas platino perdidas sin caer en la cuenta de que el rubio (artificial) envejece muchísimo. ¿O diríais que Dolly Parton parece más joven con este color tan imposible? Por no hablar de Sharon Osbourne, a quien el exceso de botox tampoco le hace ningún favor, unido a esas mechas rojas tan artificiales. Fijémonos en alguien como Elle Macpherson a quien, a sus 45 primaveras, ese castaño tan natural le suaviza los rasgos, y más aún cuando lleva flequillo, el accesorio rejuvenecedor por excelencia. Si no quieres renunciar al rubio, opta por algo tipo Michelle Pfeiffer, que combina tonos claros con oscuros y los remata con unos rizos no muy marcados. Recuerda que te quitarás años de encima cuanto más naturalidad tenga tu pelo; cuanta más laca, tinte y volumen tengas, más te acercarás al peinado chicas de oro.

3. Menos dorados, menos colorines, menos recargamiento

A partir de los 45-50 años... ¡menos es más! Si no, corres el peligro de parecer algo así como la mujer de Jesús Gil o, de nuevo, el festival del brillo como es en ocasiones Anita Obregón. Apuesta por colores neutros y, como mucho, satinados, no te cargues de pieles, joyas y abalorios; como muestra, una cincuentona de lujo como es Kim Katrall, otra de esas no demasiado conservadas en formol sino en buen gusto.
 
4.Hazte con accesorios rejuvenecedores

Enlazando con el tema anterior, déjate de cadenas de oro, perlas y joyas que llevaría tu madre y no tú misma. De nuevo, menos es más, nada de recargamientos; ¡si hasta Cyndi Lauper ha aprendido las ventajas del minimalismo! Y, para rejuvenecimiento total, adquiere un accesorio como el de Demi Moore, 15 años menor. Nunca ha estado más juvenil, y cada día más.

Una última propina; para aparentar una edad absolutamente indefinida: tener una pinta rarísima. ¿Como quién? Como Tilda Swinton, una actriz de casi 50 años pero que bien podría tener 30, 35 ó 45. Así que apunta: peinado complejo, maquillaje invisible, aspecto andrógino... y una personalidad tan arrolladora como la de esta mujer tan impredecible. Vale, no es tan fácil como te decíamos al principio...

5. El maquillaje, también natural

Cuantas más arrugas tenga un rostro, menos hay que abusar de la base de maquillaje, sombras y complementos varios. Por no hablar de lo poco que favorece (y que al final no resta ni un solo año) el abuso del colágeno y otras sustancias sobre el rostro. Sabemos que ha debido pasar por ‘chapa y pintura’ unas cuantas veces, por no hablar de cuánto le borran cualquier defecto con Photoshop, pero hay que reconocer que Isabel Preysler aparenta diez años menos. Y el truco está en el maquillaje natural, nada acartonado, que simplemente cubre defectos y destaca virtudes (pómulos, ojos). Hay momentos en los cuales Madonna también se sirve de este truco tan sencillo, aunque también cuenta con alguna ayudita extra no reconocida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada